Alcances de la Ley Única de Fondos para la tributación de inversionistas extranjeros

El texto pretende posicionar a Chile como un mercado atractivo para inversionistas extranjeros, gracias a las numerosas garantías y exenciones tributarias incluidas en la ley.

La Ley Única de Fondos o LUF fue aprobada hace un poco más de un año por el Congreso Nacional bajo el número 20.712.

Ésta se propuso en sus inicios para modificar y simplificar la legislación existente en nuestro país acerca de los diferentes Fondos de Inversión, buscando principalmente la eliminación de lagunas legales y costos tributarios de carácter excesivo.

A raíz de la reciente Reforma Tributaria en nuestro país, se realizaron precisiones a la Ley Nº 20.712, las que permiten entender mejor el alcance de ella. Así, hoy es posible señalar que:

  • Los Fondos de Inversión no se consideran como contribuyentes de primera categoría y, por tanto, los aportantes van a tributar por las rentas que reciban del Fondo y por el mayor valor que hagan en el rescate o enajenación de los aportes.
  • Respecto de los inversionistas que no cuentan con domicilio en Chile y que han decidido invertir en Fondos Públicos o Fondos Mutuos, se les aplica un impuesto único del 10%, entendiéndose que respecto de éste no existe un derecho a crédito.
  • Los aportantes extranjeros que inviertan en Fondos chilenos que a su vez inviertan en empresas que estén regidas por la nueva normativa del Régimen de Utilidad Atribuida, al momento de generarse utilidades les serán atribuidas a los extranjeros -sean personas naturales o jurídicas- con el crédito de un 25% en su favor. Sin embargo, los fondos podrán retener opcionalmente un 10%.
  • Por otra parte los aportantes extranjeros que inviertan en Fondos chilenos que a su vez inviertan en empresas que, con posterioridad a la entrada en vigor de la Reforma Tributaria, se sometieron al Régimen Parcialmente Integrado van a realizar su proceso de tributación sólo en el momento en que las utilidades del Fondo se distribuyan al inversionista extranjero. En este caso las rentas provenientes de la inversión van a tener un impuesto único de un 10% sobre dicho monto.
  • Además las rentas de inversionistas extranjeros provenientes de Fondos chilenos que inviertan un 80% en activos internacionales y un 20% en nacionales, cumpliendo una serie de requisitos taxativos impuestos por el legislador, tampoco estarán sujetas a gravamen alguno.

 
Es por todo lo anterior que el mercado financiero mira con entusiasmo la nueva normativa vigente sobre inversión extranjera en fondos de inversión chileno, proyectando un alza en la inversión extranjera en aquéllos que se ajustan a la normativa contenida en la Ley Nº 20.712. Esta alza se debería ver reflejada en este último trimestre del año 2017 y el primer semestre del año 2018.