La Fiscalización Ambiental y las normas de Emisión de Residuos Líquidos

La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), entre sus variadas funciones, tiene por objeto ejecutar y organizar el seguimiento y fiscalización de aquellos llamados "Instrumentos de Gestión Ambiental". Estos son herramientas de política pública cuyo propósito es incentivar o motivar mediante regulaciones o mecanismos, las conductas de los distintos agentes que se encuentran involucrados en la actividad ambiental, como organizaciones civiles, y principalmente empresas privadas, con el objeto de prevenir o mejorar problemas ambientales.

Entre los Instrumentos de Gestión Ambiental contemplados en la Ley Nº 19.300 (Ley de Bases Generales del Medio Ambiente) encontramos: el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental; las Normas de Calidad Ambiental, Preservación de la Naturaleza y Conservación del Patrimonio Ambiental y de Emisión; los Planes de Manejo, Prevención y Descontaminación y la Participación Ciudadana, entre otros. A los que se suman aquellas normas adicionales como lo son las Normas de Emisión hacia cuerpos de agua y la atmósfera. La SMA, entonces, debe impartir directrices e instrucciones, y ejecutar anualmente el programa de fiscalización ambiental asociado a estos instrumentos. Sus modalidades de fiscalización son tres: (i) en forma directa, (ii) en coordinación con otros organismos del estado, o (iii) mediante la contratación de terceros acreditados. Además de atender todas aquellas denuncias originadas en el incumplimiento de la normativa aplicable.

En cuanto a la descarga de residuos líquidos hacia cuerpos de aguas, estos pueden dirigirse a cursos de aguas marinas y continentales superficiales. En este caso, el Decreto Supremo N°90/2000 tiene por objeto regular la descarga de contaminantes hacia cursos de aguas marinas y continentales superficiales mediante la fijación de límites máximos permisibles para la descarga de éstos, previniendo así la contaminación de dichos cuerpos de agua. Allí se establece que toda fuente que descargue sus residuos líquidos en uno o más cuerpos de agua, deberá caracterizar sus residuos líquidos a modo de evaluar si califica como fuente emisora y si queda sujeta al cumplimiento de la norma de emisión.

Existe un Procedimiento Técnico para la Aplicación del DS N°90/2000, que consiste en una guía dirigida a los titulares de proyectos o Unidades Fiscalizables que generan y/o descargan RILES (residuos industriales líquidos) a aguas marinas continentales y superficiales.

Para evitar infracciones, puedes averiguar si eres una Unidad Fiscalizable y si cumples con las exigencias ambientales respecto a estas actividades industriales visitando la página de la SMA.