Nuevo estándar contable para los leasing operativos

Con la publicación del IFRS 16 – sobre nuevo estándar para arrendamientos, el negocio del leasing operativo sufrirá importantes modificaciones para arrendatarios y arrendadores que deben tenerse en consideración.

Como bien sabemos, el leasing es una importante herramienta de financiamiento para las empresas, permitiendo a los arrendatarios tener acceso al uso de bienes sin incurrir en desembolsos masivos que puedan impactar la disponibilidad de caja de la empresa.

Asimismo, permite a los arrendatarios tener una mayor flexibilidad al momento de enfrentar temas como la obsolescencia y valor residual de esos activos.

El IFRS 16 entrará en vigor a partir de enero de 2019 y tendrá los siguientes efectos:

  • Desaparecerá la distinción contable entre leasing operativo y financiero, pasando a tener ambos el mismo tratamiento, lo que viene a convertirlos en lo mismo.
  • Los nuevos requerimientos eliminan casi todo lo no contabilizable para los arrendatarios y redefine instrumentos de medición financiera tales como coeficiente de operaciones-capital o nivel de apalancamiento y EBIDTA.
  • Lo anterior también impactará los convenants, las evaluaciones de crédito, costos de endeudamiento y la percepción que tendrán los stakeholders respecto de su empresa.
  • Respecto del procesamiento de datos y procedimientos internos, el nuevo estándar exige de los arrendatarios mayor información sobre sus arrendamientos, toda vez que ellos deben incluirse en su contabilidad y deberá implementarse una metodología multifuncional y no sólo contable.
  • El nuevo estándar también puede afectar a los arrendadores y sus modelos de negocio y oferta, en la medida que él afectará el comportamiento de los arrendatarios.
  • El mercado del leasing verá la aceleración de desarrollos, tales como, por ejemplo, un mayor énfasis en la forma en que se prestan los servicios por sobre los activos físicos propiamente tales.

 

La entrada en vigor de esta nueva normativa es enero de 2019 y, visto desde hoy, puede parecer una fecha lejana, pero no lo es. Lo antes que su empresa (arrendadora o arrendataria) comience a estudiar y entender el IFRS 16, como asimismo, a prepararse para implementar los cambios de mercado e impactos que tendrá, más eficiente y rentable será la forma en que enfrente la nueva realidad. Si está interesado en obtener mayor información sobre este tema, no dude en contactarnos: contacto@ednabogados.cl.