Reforma laboral ad portas, lo esencial

La Reforma Laboral es un proyecto de ley que introduce diversas modificaciones al Código del Trabajo, cuerpo normativo que regula la relación laboral privada en Chile. Este cuerpo normativo establece derechos y deberes de empleados y empleadores, para diversas materias: contratación, salarios, jornada de trabajo, feriados, seguro social, negociaciones colectivas, entre otras.

¿Qué modificaciones plantea la “reforma laboral”?

El Código del Trabajo contiene dos libros clave para este proyecto de ley: el “Libro III de las Organizaciones Sindicales y del Delegado del Personal” y el “Libro IV de la Negociación Colectiva”. Las principales modificaciones que plantea la “Reforma Laboral” vienen a modificar importantes artículos de estos libros.

  • Sindicato Titular: la Reforma plantea la existencia de un “sindicato titular” en las empresas de Chile. Este “sindicato titular” es el único que podrá negociar colectivamente mejores condiciones para los trabajadores de una empresa. Hoy en día el Código del Trabajo no reconoce la existencia de un “sindicato titular”, sino que abre la posibilidad de que los trabajadores se agrupen en órganos paralelos al “sindicato” y negocien con el empleador. En virtud de la reforma, la única entidad que genera beneficios colectivos vía negociación es el Sindicato; los trabajadores no afiliados podrán acceder a esos beneficios, siempre y cuando estén de acuerdo.
  • El piso de la Negociación Colectiva: la Reforma Laboral establece un piso mínimo para cada negociación colectiva que emprendan los trabajadores y éste será el resultado de la negociación pasada, la que se transformó en Contrato o Convenio Colectivo. El empleador no podrá ofrecer condiciones inferiores a lo acordado el pasado año. Esto actualmente no está contemplado en la ley. Sin embargo, no se incluye en este piso mínimo la reajustabilidad de los salarios por IPC, el incremento real de salarios pactado en el contrato vigente, los pactos sobre condiciones especiales de trabajo y bonos de término de conflicto. Suponga que en 2015 la empresa ofreció al sindicato un bono de $ 100 para deponer la huelga; el 2016 el empleador no está obligado a ofrecer dicho bono.
  • Fin a los reemplazos en la huelga: Actualmente, no es posible reemplazar a trabajadores en huelga, a menos que se cumplan determinados requisitos establecidos en el art. 324 del Código del Trabajo. La “Reforma Laboral” prohíbe explícitamente reemplazos en caso de huelga, bajo cualquier forma. Con esto la ley permite que la huelga sea una herramienta de presión de tal relevancia que puede, incluso, paralizar a la Empresa o Áreas relevantes de la misma.
  • Otras modificaciones:
    • En materia de género, la Reforma Laboral establece que, a lo menos, una mujer debe integrar la comisión negociadora de una empresa, cuando el Sindicato tenga mujeres afiliadas.
    • Además la ley amparará el horario destinado a actividades sindicales. Actualmente la ley lo denomina como “permiso sindical”. Con la Reforma pasará a denominarse “horas de trabajo sindical” y se espera que se amplíen de una semana a 3 semanas al año.

 

Te invitamos a revisar algunas reflexiones sobre la Reforma Laboral.

Fuente imagen.